sábado, 23 de octubre de 2100

TRES HERMANOS Y UNA MADRE (presentación)

ATENCIÓN: Libro inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual (España), y protegido por derechos de autor, con lo cual las entradas de este blog, las que corresponden al libro, también están igualmente protegidas. En el caso, que alguien quiera usar algún texto en Internet, deberá pedir mi autorización por correo electrónico, el cual se puede encontrar en mi perfil de blogger, e indicar mi nombre y la dirección del blog, añadiendo el enlace correspondiente. 
DF- Nomemientas Gavilán  -  https://dfnomemientasgavilan.blogspot.com


Un día le pregunté a mi madre: “Gorrión, ¿por qué solo has querido tener 3 hijos?”  ...
Entonces mi madre me contestó:
“Cuando llegaste tú, hubiera querido tener una niña, cuando llegó tu hermano, sucedió lo mismo, hasta que llegó tu hermana, después decidí no tener más hijos, … ¡porque ya tenía una hija que me cuidara cuando yo fuera vieja!” ...



Dedicado a mis padres, con todo el amor de su hijo mayor,
 y en especial a mi Madre del Alma, a "Gorrión".
 

SINOPSIS

Un inevitable destino fatal y predeterminado, que yo conocía desde hace 19 años, y que no he podido evitar. Se trata de un libro escrito bajo la perspectiva de los 7 Principios Herméticos y de la Astrología Humanista, y en un lenguaje muy fácil de comprender. Un libro, que en su origen era un diario muy íntimo, y que empecé a escribir siguiendo mi voz interior, que así me lo decía, ya pasados varios años yo he considerado que debía publicarlo … Tal vez pueda ser útil para quienes me vayan detrás, todos vamos detrás de alguien y otros más van detrás de nosotros … Una historia real aunque en muchos momentos pueda parecer producto de la imaginación, y en la cual describo los 7 Sellos del Apocalipsis, que hubo de vivir mi madre antes de su fallecimiento, y los cuales hube de padecer yo también.

BIOGRAFÍA

DF. Nomemientas Gavilán, 1955, nacido en Palma de Mallorca (Islas Baleares)-España. Me considero una persona buscadora de la verdad, de mi propia existencia y de la existencia humana, con mis virtudes y mis defectos, y en ello estoy, en mi camino de regreso al hogar, al Hogar Eterno, un camino que todos deberemos hacer en algún momento determinado de nuestra vida.

Utilizo un seudónimo en mi libro, el motivo es fácil de comprender cuando ya se ha leído. Soy una persona del montón, pero con una vida un tanto especial y por diferentes circunstancias, que me han obligado a ello. Diplomas tengo muchos pero no me interesan, pues solamente son papeles y “el hábito no hace al monje”, yo entiendo que es mucho más válida la experiencia humana. La vida me ha obligado a estudiar muchas cosas y también hacer trabajos diferentes, escrito estaba que debía de ser así y no he podido ni querido ir en su contra, si yo quería salvar mi piel y continuar haciendo mi camino por este mundo. Mi primera profesión tuvo que ver con el mundo empresarial, en todos los asuntos administrativos, financieros, contables, laborales y otros más, hasta que a los 33 años un problema de salud, “de origen desconocido”, me obligó, y además yo también lo decidí, a abandonar tal profesión y dedicarme al estudio de mí mismo.

Desde entonces estudié medicina natural y una serie de terapias alternativas, para descubrir la causa de lo que me estaba sucediendo, no solamente a nivel físico, y sino también en los otros niveles del ser humano, como son el psico-emocional y el espiritual … Sería ahora interminable relacionar todos estos estudios y las filosofías distintas en las cuales me introduje, entonces yo necesitaba averiguar muchas cosas, que nada tenían que ver con mi anterior profesión, y no solamente en la teoría sino principalmente en la práctica. Con el tiempo yo me di cuenta de que todo estaba en mí, y no era necesario estudiar tantas cosas diferentes, pero al mismo tiempo fueron muy necesarias, y para así descubrir que no hay que creer en ninguna ni en nadie, sino solamente en uno mismo.


Si quieres leer con música, pincha el vídeo
Secret Garden (piano y violín)

PRÓLOGO 

Este libro es un una mezcla de varias cosas, por un lado se trata de una historia real, y por otro lado es también la biografía de cualquier persona y familia, y de cualquier país del mundo y de cualquier época de la Humanidad, pero muchísimo más de la época actual, de los principios del siglo XXI … Yo estoy convencido, de que parte de lo relatado en este libro, es difícil que pudiera haber sucedido en los siglos anteriores al actual, y me refiero al respeto que antes había y hacia las personas ancianas, en nuestra “cultura occidental”. Un respeto que ahora se está perdiendo, pero el cual se mantiene en las culturas que llamamos “primitivas”, tal y como si nuestra cultura occidental fuera la mejor, al ser “moderna”, y estuviera por encima de las antiguas culturas.

Mi historia es algo que ha sucedido desde la eternidad de los tiempos, y que seguirá sucediendo por los siglos de los siglos, forma parte de un escenario del “Teatro de la Vida”, en el que todos nosotros estamos atrapados, cual si fuera una telaraña, y lo queramos o no lo queramos, y nos guste o no nos guste. Desde que nacemos entramos en él, hasta que salimos cuando nos llega el momento de partir, y hacia no sabemos muy bien dónde, pero que solo puede ser al mismo lugar de donde provenimos, nunca podemos “regresar” a un lugar de donde no provenimos. El cuerpo se convertirá en polvo y quedará en el “hogar temporal de la Tierra”, pero hay algo más dentro de cada uno de nosotros, y ese algo deberá regresar al “Hogar Eterno”.

Aquí he descrito mi vivencia, en la atención y el cuidado de una persona mayor, en este caso se ha tratado de mi Madre del Alma, es la única que yo he tenido y la única que tendré en toda mi vida, y por lo tanto se trata de una persona muy especial, la misma que todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida, y no podía ser de otra manera, a todos nos ha parido alguien. De la misma forma que una parte de la raza humana, se ha convertido o se convertirá también en madre, mientras que otra parte se ha convertido o se convertirá en padre, y en algún futuro momento de la vida, por lo cual la historia que relato se puede aplicar perfectamente, a todos y cada uno de nosotros mismos. Cualquier persona puede verse identificada con lo escrito, forma parte de la vida de cada uno, todos hemos nacido en algún momento del pasado, y así también moriremos en algún momento del futuro.

Este libro va dirigido, muy principalmente a todas las personas, que en algún tiempo de su vida han estado cuidando de alguien, en su vejez o discapacidad, pero mucho más en concreto si la están cuidando en la actualidad, y muchísimo más si se trata de alguno de sus padres, pues a ellos está dirigido muy en particular, ¡y con toda la admiración y el respeto que siento por ellos!.  Yo también he sido uno de vosotros, de aquéllos que han amado a sus padres, que no han sido capaces de abandonarles en sus últimos años de vida, que han hecho lo indecible para atender su cuidado de la mejor forma posible, del mismo modo o mejor, que ellos hicieron por nosotros durante nuestra niñez.

Este libro está dirigido también a todo tipo de personas, sean de cualquier edad y de cualquier ideología, sea política, religiosa o del tipo que sea, y ya que en un tiempo de nuestra vida todos hemos sido jóvenes, y muchos llegaremos a la vejez. Al mismo tiempo está mucho más dirigido hacía aquéllos que no creen en el Dios, que desde niños nos han dicho que existía, y muchísimo más para aquéllos que lo están buscando, pero sin saber si existe o no existe, … y para aquéllos que están sumidos en algún tipo de crisis existencial, o depresión anímica (anima=“alma”). Aquí describo parte de mi pérdida y búsqueda, en el Juego del Escondite, el Juego preferido de Dios, el Juego que Él inventó, para no aburrirse y encontrarse a sí mismo, y es el Juego que también todos necesitamos, para encontrarnos a nosotros mismos.

El autor.

PRESENTACIÓN

Este libro es una parte de la vida de mi Madre del Alma, de una vida que no se esperaba tras la muerte de mi padre, pero que no pudo vivir de otra manera. Comencé a escribir todo esto en el mes de febrero de 2008, comenzó como una especie de diario, y más que nada para aprender a utilizar un procesador de textos de mi ordenador personal … Un ordenador que había comprado pocos meses antes, ya después de no haber utilizado ninguno desde hacía 18 años, necesitaba conocer todas la utilidades, y así comencé a escribir esta parte de la vida de mi madre, también de la mía propia y en conjunto de los 3 Hermanos que componen mi familia, y sin olvidarme por supuesto de mi padre … Y aquello que comenzó como un pasatiempo y un experimento, se fue convirtiendo cada día en algo más complejo, fui aprendiendo a manejar el programa, y cada día que pasaba iba mejorando el texto, hasta que ha llegado el día de hoy, … y lo que nunca yo me imaginé, ha acabado convertido en un libro, mi pérdida y búsqueda en el Juego del Escondite.

Aquí relato una gran parte de lo sucedido, entre la fecha del 17 de febrero 2008 y del 6 de julio de 2009, 2 días después de la muerte de mi Madre del Alma … Para mejor comprensión de todo lo sucedido, en este tiempo, he incluido al principio del libro, y en lo que llamo “Primera Parte”, una serie de referencias y de situaciones vividas en el tiempo pasado … Se puede decir, que son todas y cada una de las vivencias más importantes, que provocaron después el comienzo de “mi Diario”, a partir de la “Segunda Parte”. Además de algunas historias de la infancia, adolescencia y etapa adulta, hay una serie de experiencias de la vida que se vivieron en el tiempo, y con una periodicidad aproximada a 6 meses, ya que he tenido en cuenta los eclipses de Sol y Luna que se han ido produciendo … Se puede decir, que cada eclipse es la consecuencia del anterior, y al mismo tiempo, que cada eclipse nos ha provocado la experiencia siguiente en el tiempo futuro. Parece ser que el destino fatal ha ido subiendo y bajando el telón del “Teatro de la Vida”.

En el momento de ahora es el mes de enero de 2015, han pasado 5 años y 6 meses desde que yo acabé de escribirlo, y nunca fue mi intención llegar a publicarlo, pues sencillamente era algo muy personal, que con el transcurrir de este tiempo me ha ayudado a asimilar todo lo sucedido. Ha sido como una terapia, por llamarlo de algún modo, algo que me ha servido para “procesar” en mi mente, una gran experiencia vital, ¡y muy dolorosa para mí! … Dice un axioma hermético: “como es adentro, es afuera”, … afuera he utilizado un procesador de textos de mi ordenador, y adentro he procesado la vivencia en mi mente, y no podía ser de otra manera, el ordenador y la mente humana “son casi lo mismo”.

En más de un momento dejé de escribir y había días que me era imposible hacerlo, a veces por falta de tiempo y otras veces por simple agotamiento, y ha habido de todo durante la vivencia. Como decía antes, comencé a escribirlo en forma de experimento, pero sin embargo y en varias ocasiones me sucedía lo mismo, y cada vez que lo dejaba de escribir, algo de dentro de mí me decía: “¡escribe todo esto!” … Yo no podía entenderlo al principio, era algo que no tenía sentido práctico que yo pudiera comprender, y de hecho más bien era un problema, pero yo lo continué escribiendo y sin saber muy bien el porqué lo hacía. Ahora y después de todo el tiempo pasado, he llegado a comprender bastante bien, la causa de aquél: “¡escribe todo esto!” … 

He decidido publicar este libro porque han pasado muchas cosas, desde que lo comencé, y así también continué escribiendo después y durante varios años, yo necesitaba poder comprender todo lo que fue sucediendo, y todo lo que aún está sucediendo, pero el “Segundo Diario” queda de momento escrito en mi ordenador. Yo no sé si algún día llegaré a publicarlo, posiblemente lo haré, pero no es ahora el momento, aún no ha llegado el tiempo escrito en “El Libro de la Vida”. Hay un tiempo para cada cosa y una cosa para cada tiempo, esto lo dice el libro del Eclesiastés, en la Biblia, y también lo dice la Astrología.

Durante el tiempo que relato sucedieron una serie de cosas, un tanto entrelazadas, yo entiendo que el destino estaba preparando cada uno de los actos de representación en este “Teatro de la Vida”, está muy claro que cada uno de nosotros va creando su propio destino ¡pero esto es solo la mitad de la verdad! … Hay otra mitad de verdad que no vemos, y es la que la Mano Invisible, que mueve los hilos a su antojo, ya estaba urdiendo cual telaraña que nos deja atrapados en su interior, ¡¡y sin poder hacer nada para salir de ella!! y sin poder modificar el desarrollo del guión escrito, en el momento de nuestro nacimiento … Cada individuo es libre de pensar como quiera, en este mundo de polaridades en el cual vivimos, existe una extraña mezcla de libre albedrío y de destino fatal, es algo así como un guión escrito por “alguien”, y que se debe ir representando a lo largo de la vida, en el momento que le corresponda, y nunca antes ni después, y porque de lo contrario “la Obra de Teatro” podría resultar un fracaso y un Gran Caos total.

En mi familia existe desde cierta eternidad “un karma familiar”, que entiendo se viene repitiendo a lo largo de muchas generaciones, es algo que le sucede a todas o muchísimas familias, a cada una de distinta forma y en distinto escenario del “Teatro de la Vida”. Entiendo que es el trabajo personal de cada uno de los miembros, averiguar cuál es y darle una solución, pero no siempre es fácil, se puede decir que es muy difícil hacerlo, forma parte de este mundo en el cual hemos decidido nacer, y en el cual estamos atrapados, lo queramos o no lo queramos y nos guste o no nos guste. El karma familiar está relacionado con el arquetipo de la Luna, es el luminar que rige el signo de Cáncer, por tanto la madre y la familia en concreto, el encuentro de nuestras raíces, y “el regreso al hogar”, además de nuestra “sombra”, aquella parte de nosotros, que ignoramos, por haberla relegado al inconsciente personal, pero una parte que algún día también nos pedirá su espacio, en la mente consciente, y es algo que podemos evitar, pero tal vez estemos creando una especie de locura, en algún rincón de nuestro cerebro, ¿vale la pena hacerlo? … 

Todos tenemos dentro de nosotros una especie de “Chivato Interno”, es como el apuntador de una Obra de Teatro, y es aquél que escondido nos dicta lo que debemos hacer en un momento determinado, y cuando se nos olvida alguna frase o alguna parte del acto que continúa … No es muy difícil de entender, que cuando uno de los actores se equivoca, puede dar al traste con la continuación de la Obra, y entonces los demás se pueden sentir perdidos, o improvisar tal como mejor pueden. Está muy claro que todos los actores deberán de cumplir con su cometido, o de lo contrario la Obra puede ser un fracaso, toda la representación siempre está supeditada a que cada uno cumpla con su papel, y en el momento correspondiente, y sin modificar en absoluto el guión escrito. Éste es el acuerdo o trato que hicieron con los demás y en el momento de asumir su papel a representar. La cuestión es, que por causa de uno de los actores, la Obra de Teatro puede irse a la porra, por tanto cada uno debe ser responsable de su actuación y no culpabilizar a otros de sus errores. Cada uno es causante de sus propios errores y desdichas, no vale decir, la culpa es de alguno de los padres, la culpa es de uno de mis hermanos, la culpa es de otro.

Hay una serie de Leyes que rigen el funcionamiento del Universo, y de cada uno de nosotros, … pasa algo parecido a las leyes que dictan los gobiernos, algunas veces se cumplen y otras veces no se cumplen, siempre hay quien tiene el “ego” tan gordo que se piensa que no le puede traer ninguna consecuencia, si se salta las leyes, y a veces es así porque lo vemos a menudo y en el mundo en que vivimos … Hay todo tipo de golfos, hacen lo que quieren y jodiendo al prójimo, a veces los meten en prisión y así purgan sus delitos, pero también sucede en muchas ocasiones que no es así … “La Vida”, en su sabiduría, tiene también unos mecanismos especiales para que se cumplan sus Leyes, a veces lo pagamos en esta vida, y otras veces lo deberemos pagar en la siguiente vida, nada escapa a las Leyes del Universo, aunque parezca que no es así en muchas ocasiones, pero estoy seguro de que nada escapa para ser pagado en un momento del futuro …  Entiendo que es el karma que todos acumulamos, y que algún día deberá ser pagado, o tal vez cobrado, todo dependerá del saldo de las cuentas, de la contabilidad de nuestro cerebro. 

Generalmente, todos aceptamos muy bien y con mucha satisfacción, las experiencias de la vida que nos producen cierto placer, pero no así sucede con aquellas experiencias que nos producen dolor, o alguna limitación en nuestra vida cotidiana que nos impida hacer la vida que queremos. En la vida hay todo tipo de personas, unas que saben estar siempre a “las maduras”, pero que no saben estar a “las duras”, mientras que hay otros que saben que debemos estar para ambas, sean maduras o duras, sean buenas o malas, sean placenteras o dolorosas, y sean del tipo que sea. Sería totalmente injusto para el equilibrio de la misma vida, que tan solo estuviéramos para las situaciones que nos diera la gana, entonces de ser así, ¿quién se ocuparía de las situaciones que nadie quiere?,  … ¿quién cuidaría a los viejos?, … ¿quién cuidaría a nuestros padres? …

Uno de los temas en los que he querido profundizar un poco, es el tema del libre albedrío y del destino fatal, hay algo que mi mente necesita comprender, tal vez es algo que no tiene facilidad para ser comprendido, pero mi mente es así, y siempre quiere profundizar en los misterios de la vida, no sé muy bien el porqué … Tal vez porque entiendo, que detrás de este mundo de ilusión en el que vivimos, existe otro mundo escondido a la percepción de la consciencia de cada uno. Es un mundo que está por encima del plano físico, que tocamos con las manos, pero que debe tener su lugar también, esto dice la Ley de Polaridad, todo tiene dos polos, y el polo opuesto al plano físico debe ser el polo del plano espiritual, no puede ser de otra manera, no puede haber 1 sin 2, o de lo contrario las matemáticas estarían equivocadas. El problema es siempre el tema de los opuestos, normalmente todos vivimos uno de los polos, de cada polaridad del Universo, y algún día nos podemos dar cuenta de que también existen otros, pero a veces lo vemos cuando ya es demasiado tarde, cuando el cuerpo humano ya no puede más y debe morir por la edad, y partir de ahí, tal vez, no nos quedará otra solución que retornar a este mundo.

La filosofía budista dice que vivimos en el mundo de “Maya”, yo también entiendo que es así, es un mundo de ilusión, un mundo que existe en nuestra mente, pero que no siempre es igual a la realidad del mundo físico en el cual estamos … La mente humana puede llegar a creer cualquier cosa, pero también es dual, hay una parte de la cual somos conscientes, pero hay otra parte de la cual no queremos ser conscientes, y es decir, que no queremos conocerla, preferimos vivir en “un mundo de ilusión”, en el cual parece que todo es bonito, y que no existe nada más fuera de él … Éste es el auto-engaño que nos hacemos a menudo, al pretender que solo existe una parte de la realidad, cuando sucede que existen otras partes que no percibimos, ya que tenemos una especie de filtro en nuestro cerebro, el cual tamiza aquello que no queremos ver, y por lo cual la consciencia nunca se puede iluminar, y por lo tanto, estamos creando ya una especie de locura mental, que algún día nos pasará su factura. El problema es, que cuando somos jóvenes no nos damos cuenta de ello, pero no así sucede cuando llegan los tiempos de la vejez.

También he querido hacer un estudio bastante simple y utilizando un lenguaje fácil de entender, en lo relacionado con algunos ciclos astronómicos que se suceden en el Universo, que también tienen su explicación en la Tierra, y basados en la Astrología Humanista, no la astrología que se puede ver en los horóscopos de los periódicos, ¡esto no sirve para nada!. Hay una máxima de la Ley de Correspondencia, que dice: “como es arriba, es abajo”, y de esta forma, por analogía, se suceden en la vida determinadas vivencias, que no se pueden evitar, y que ya estaban escritas desde el momento de nuestro nacimiento, para bien y para mal, pero así lo habíamos decidido y antes de venir a este mundo de locos, aunque ya se sabe, a la cordura y a la locura tan solo las separa un paso, lo mismo que entre el amor y el odio tan solo hay una fina línea.

Hay diversas referencias al tema del Héroe y Salvador Quirón, es el mismo que fue Jesucristo, y además también lo hay sobre la relación entre los diferentes planos del ser humano, es decir, el cuerpo, la mente y el espíritu, el alma o como queramos llamarlo … He intentado explicarlo con palabras sencillas de comprender, para la mayoría de la gente, en particular para quienes están haciendo su viaje de “regreso al hogar”, de búsqueda y encuentro consigo mismos, en la que se  conoce como la segunda y tercera parte del Juego del Escondite, y así lo llamo yo. Cada día hay más gente que busca algo y sin saber qué busca, nos ha sucedido a muchísima gente, algunos han dejado sus huellas, para que otros pudieran encontrar pistas, que les ayuden a no perder el camino de regreso al hogar, al encuentro con uno mismo.

El regreso al hogar es algo similar al cuento de Hänsel y Gretel, quienes dejaban piedrecitas en el camino y para así no perderse en el regreso a su casa. Los cuentos infantiles tienen siempre una enorme sabiduría, pero no sabemos entenderla bien, y sencillamente es por una razón muy simple, que se puede comprender. La gran mayoría de la gente usa mucho más la capacidad del hemisferio cerebral izquierdo (el cerebro lógico y racional), pero no así sucede con el hemisferio cerebral derecho (el cerebro analógico e irracional). Así pues les resulta imposible comprender, la analogía existente en este tipo de cuentos, fábulas, metáforas y parábolas, al no tenerlo bien desarrollado, y además la sociedad en la cual vivimos nos lo impide desarrollar más, al parecer quiere que sigamos dentro del rebaño y no nos salgamos de él.

No solamente los cuentos infantiles tienen un mensaje escondido tras ellos, sino también otros juegos infantiles, o no tan infantiles, como pueden ser los que juegan los adultos, pues sucede que nos pasamos la mayor parte de la vida jugando, y a diferentes juegos en la relación con los demás. En este caso me refiero en concreto al Juego del Ajedrez, parece que a mucha gente le gusta matar piezas del contrario, le gusta poner en jaque al rey, lo más rápidamente posible, es un juego de poder, a ver quién mata al rey y así se queda con todo el tablero del juego. De esta forma se demuestra a sí mismo que es alguien poderoso, y aunque está claro que solamente es en el juego, difícilmente tiene el verdadero poder dentro de sí mismo, pero así compensa como mejor sabe y puede, ese ansía de poder, y por supuesto también como mejor le deja el otro. No me gusta el Juego del Ajedrez, yo no quiero jugarlo, y no me gusta matar las piezas del otro, ni tampoco jaquear a su rey, y por supuesto no permito que pongan en jaque a mi rey, es decir, a mí mismo, yo y cada uno de nosotros somos nuestro propio rey, para quien pueda darse cuenta de esto, pues algunos prefieren creérselo jugando al Ajedrez.

Hay un juego que sí me gusta jugar, se llama el Juego del Escondite, y creo que todos lo hemos jugado en nuestra infancia, pero lo jugábamos “con letras minúsculas”, primero porque éramos niños, después porque era un juego para encontrar “a otro que se había escondido”, o no dejar que otro nos encontrara. La Ley de Correspondencia dice: “como es adentro es afuera”, … y por tanto este juego se identifica con toda exactitud, con el Juego del Escondite, que hemos estado jugando desde que nacimos, pero al revés, es decir a la inversa, y, o sea, que sin darnos cuenta estábamos escondiéndonos también, de nosotros mismos, no tan solo del otro. La consecuencia es que esperábamos que alguien nos encontrara, o mejor dicho que no nos encontrara, también éramos nosotros quienes buscábamos a otros niños, cuando se invertían los turnos.

El Juego del Escondite “con letras mayúsculas”, es el Juego que hemos aprendido a jugar desde niños, pero con nosotros mismos, ésta es la gran diferencia. A partir de aquí se puede entender, que el Juego tiene también el mismo significado, es esconderse, buscarse y encontrarse, pero a uno mismo, al sí mismo de cada uno de nosotros, no se trata nunca de querer descubrir al otro, solamente se trata de descubrirnos a cada uno de nosotros mismos. El Juego tiene 3 partes, la primera es esconderse de uno mismo, o perderse en uno mismo, la segunda es buscarse a uno mismo, y la tercera parte es encontrarse con uno mismo, aquí ya se acaba el Juego. Se trata de buscar y encontrar aquellas partes perdidas de cada uno, las cuales quedaron escondidas o bien quedaron perdidas en el inconsciente individual.

Es la primera vez en mi vida que escribo tanto, aunque siempre me ha gustado escribir pero no soy un escritor profesional, puedo decir que yo admiro a quien tiene tanta facilidad de “pluma”, pero no es mi caso, en el tiempo que lo escribí mi mente no estaba siempre demasiado clara, y más bien era todo lo contrario … Con este libro pretendo varias cosas, quiero dar a conocer a la opinión pública todo lo sucedido en este tiempo. En cierta manera es también una crítica contra la sociedad en general, y contra la familia muy en particular, algo muy grave está fallando en “el sistema” de la sociedad y en los valores de la familia, en relación al cuidado que merecen todos  nuestros mayores, aunque yo no sé si sucede en todas, pero ha sucedido en la mía y así como sucedió así lo escribo. Tal vez pueda servir para que no se repitan situaciones similares en otras familias, yo pienso que muchos se han olvidado de que también algún día, tal vez, llegaremos a ser viejos necesitados de la ayuda de los demás, y más en concreto de los hijos.


ISBN-13: 9788416162949 - Editorial Cultiva Libros (España) - 550 páginas - PVP: 35 €

A LA VENTA EN INTERNET:


A LA VENTA EN ESPAÑA:

Librería Picasso Lual - c/. Reyes Católicos, 17 – Almería

Librería Nobel - Plaza Santa Rita, 2 - Almería
Librería Picasso - c/. Obispo Hurtado, 5 – Granada
Librería Babel - c/. Gran Capitán, 4 – Granada
Librería Panella - c/. Virgen de África, 8 – Sevilla
Librería Prometeo - Puerta de Buenaventura, 6 – Málaga
Librería Proteo - Puerta de Buenaventura, 3 – Málaga
Librería Vid – c/. Antonio Hernández, 12 – Móstoles (Madrid)

Librería Rayuela - c/. Cárcer, 1 - Málaga

AGAPEA
Avda. Dr. Manuel Domínguez, 6 – Málaga
Centro de Arte Contemporáneo-calle Alemanía - Málaga
c/. Puentezuelas, 28 – Granada
Avda. tres de Mayo, 71 – Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias)
c/. Marqués de Fontsanta, 6 – Palma de Mallorca (Islas Baleares)
CC Bahía Sur, c/. Caño Herrera – San Fernando (Cádiz)
Librería Hispano Americana – Gran Vía de les Corts Catalanes, 594 (Universidad) - Barcelona


NOTA: Si quieres leer algo más de este libro, puedes pinchar el siguiente enlace, además de que encontrarás una lista por etiquetas y temas de este blog, y podrás acceder directamente: bienvenida y enlaces directos

Entrada destacada, puedes pinchar aquíLA DEPENDENCIA EN LA VEJEZ